PortadaGruposDe qué se hablaExplorarZeitgeist
Buscar en el sitio
Este sitio utiliza cookies para ofrecer nuestros servicios, mejorar el rendimiento, análisis y (si no estás registrado) publicidad. Al usar LibraryThing reconoces que has leído y comprendido nuestros Términos de Servicio y Política de Privacidad. El uso del sitio y de los servicios está sujeto a estas políticas y términos.
Hide this

Resultados de Google Books

Pulse en una miniatura para ir a Google Books.

Cargando...

La Trilogía de Nueva York

por Paul Auster

Otros autores: Ver la sección otros autores.

Series: The New York Trilogy (omnibus)

MiembrosReseñasPopularidadValoración promediaMenciones
8,996150675 (3.87)398
The New York Trilogy is perhaps the most astonishing work by one of America's most consistently astonishing writers. The Trilogy is three cleverly interconnected novels that exploit the elements of standard detective fiction and achieve a new genre that is all the more gripping for its starkness. It is a riveting work of detective fiction worthy of Raymond Chandler, and at the same time a profound and unsettling existentialist enquiry in the tradition of Kafka or Borges. In each story the search for clues leads to remarkable coincidences in the universe as the simple act of trailing a man ultimately becomes a startling investigation of what it means to be human. The New York Trilogy is the modern novel at its finest: a truly bold and arresting work of fiction with something to transfix and astound every reader. 'Marks a new departure for the American novel.' Observer 'A shatteringly clever piece of work . . . Utterly gripping, written with an acid sharpness that leaves an indelible dent in the back of the mind.' Sunday Telegraph 'The New York Trilogy established him as the only author one could compare to Samuel Beckett.' Guardian… (más)
Añadido recientemente porJFB87, bugglette, itavizon, Nannus, benedictemohr, biblioteca privada, marymatus, InriRex, gregcarew, Zigarlos
  1. 92
    Crónica del pájaro que da cuerda al mundo por Haruki Murakami (alzo)
  2. 21
    El libro de las ilusiones por Paul Auster (caflores)
  3. 32
    Invisible por Paul Auster (ccf)
  4. 10
    Enormous Changes at the Last Minute: Stories por Grace Paley (claudiamesc)
    claudiamesc: E' stato anche tradotto in italiano: freschi, diretti, energici racconti ambientati a New York... per chi non si è entusiasmato con Auster, ma vuole farsi altri due passi in città.
  5. 01
    La ciudad y la ciudad por China Miéville (Longshanks)
    Longshanks: Two books that expand the scope of detective fiction beyond the genre's traditional concerns and constraints, one existentially and one sociopolitically.
Cargando...

Inscríbete en LibraryThing para averiguar si este libro te gustará.

No hay Conversaciones actualmente sobre este libro.

» Ver también 398 menciones

Inglés (113)  Español (12)  Italiano (7)  Holandés (4)  Francés (4)  Alemán (2)  Catalán (2)  Portugués (1)  Danés (1)  Sueco (1)  Hebreo (1)  Todos los idiomas (148)
Mostrando 1-5 de 12 (siguiente | mostrar todos)
The work that made Paul Auster's name, The new York Trilogy is the ultimate postmodern thriller -a series of brilliant variations upon the classic detective story. Auster stakes out the well-traversed terrain of New York City and makes it over anew as a strange and compelling landscape where identities merge and nothing is what it seems.
  Daniel464 | Oct 6, 2021 |
Elche - Mayo 2015
No es el que mas me ha gustado de Paul Auster ( )
  MOTORRINO | Dec 6, 2020 |
En la primera historia, Ciudad de cristal, una llamada telefónica envolverá a un escritor en una compleja trama de locura y redención. Fantasmas cuenta las andanzas de un detective atrapado en el caso más extraño de su carrera. Por su parte, La habitación cerrada narra el encuentro de un novelista con sus propios demonios, a raíz de la desaparición de un amigo de la infancia.
Son historias de escritores y detectives o de escritores que deben hacer de detectives. Historias simples, de desasosiego para el lector. La habitación cerrada es, sin duda, la mejor de las tres, por la profundidad del escritor desaparecido, Fanshawe, que se convertirá en el también escritor y amigo del narrador, Ben Sachs, protagonista de Leviathán.
Está presente la reflexión sobre el proceso creador del escritor, tema que adquiere tintes narcisistas en autores como Auster. ( )
  campillo | Sep 9, 2013 |
http://librosenlahierba.blogspot.com.es/2012/08/la-trilogia-de-nueva-york-paul-a...

Como bien indica el libro, La trilogía de Nueva York, es el conjunto de tres historias que se desarrollan en Nueva York. Además, todas tienen más cosas en común: todas tienen que ver con los detectives y todas son metaliteratura.

City of Glass (Ciudad de cristal), la primera de las historias, nos introduce en las calles de Nueva York a través de varios personajes que son y no acaban de ser ellos mismos. El narrador (sin nombre) nos presenta a un protagonista, Daniel Quinn, quien escribe noveluchas de detectives bajo un seudónimo. Una noche, recibe una llamada preguntando por Paul Auster, un invstigador privado, a lo que le dice a su interlocutor que no es él. Sin embargo, la curiosidad le llena y, tras varias llamadas más, acepta ese "caso de vida o muerte". Ahí empieza la aventura de Quinn: tiene que protejer a Peter Stillmann Jr. de su padre que, como le cuenta, quiere matarlo.
El padre está en la cárcel pero está a punto de salir. Es un hombre extraño que, como algunos otros a lo largo de la historia, intentó probar que la lengua de Dios es innata en nosotros por lo que encerró a su hijo sin contacto. Su hijo, ahora libre pero con la mente bastante afectada, le explica su historia durante largas horas y la filosofía, la religión y la lingüística se mezclan en su parlamento.
Quinn visita a un Paul Auster, pero resulta ser un escritor que está en medio de escribir una artículo sobre la posible identidad de Cide Hamete Benengueli, el narrador de Don Quijote. Sí, aquí tenemos un gran paralelismo: tanto el Quijote como Quinn comparten las iniciales DQ; los narradores de la historia que estamos leyendo y la castellana aparecen en la historia como personajes y la identidad de estos se confunde.
A partir de ahí, Quinn descenderá en una espiral donde luchará por distinguir la verdad de la mentira, la realidad de la ficción y, sobre todo, por descubrir su propia identidad. Toda su historia la irá escribiendo, hasta que se quede sin páginas, en un diario, testimonio recogido por un amigo quien convertirá la historia en novela.

Ghosts (Fantasmas) trata la historia de un detective privado llamado Blue (Azul) que trabaja para Brown (Marrón), y que está investigando a Black (Negro) en la calle Orange (Naranja) para un cliente llamado White (Blanco).
En esta historia también el protagonista escribe, pero esta vez son informes. Anidado en el edificio de enfrente, Blue intenta entender qué es lo que necesita saber de Black y, como Quinn, tiene problemas de identidad y para discernir lo que es real de lo que es imaginario.

En The Locked Room (La habitación cerrada), no hay detectives reales (aunque Quinn tampoco lo era), sino que la acción detectivesca está realizada por un personaje más. Esta vez, también, nos encontramos un escritor sin ideas que, cuando su mejor amigo desaparece, encuentra sus libros y los publica y suplanta su lugar en la familia.
Quien es Fanshawe al principio y quién lo es al final parece algo difícil de determinar pero podemos asistir al proceso de transformación, de búsqueda y de investigación.

En las tres historias hay mucho más aparte de lo que acabo de contar. De hecho, aunque no he revelado el final de las historias, tanto daría que lo supiésemos o no. Sería como ver un episodio de Colombo, donde sabemos quién es el caco desde el primer minuto. Lo importante es el proceso que siguen los tres detectives (solo Blue lo es de verdad), tanto en sus respectivas investigaciones, como en los procesos creativos de lo que escriben y, con mayor importancia, la lucha por la identidad y la realidad.
Creo que todas las historias son muy interesantes pero, a pesar de que hay guiños de las unas a las otras, o que tienen realmente el personaje principal (la ciudad de Nueva York) en común, se pueden leer, o incluso lo recomiendo, por separado. Leer las tres novelas cortas una detrás de la otra puede resultar cansado. Además, Paul Auster parece estar fanfarroneando de sus capacidades como escritor y su intelecto. Nos muestra conocimientos de todo tipo: religión, filosofía, lingüística, literatura, etc., hasta el punto que él mismo se convierte en personaje de una de sus historias, quizás para poder justificar lo que está haciendo.
Por otro lado, tenemos unos detectives reales, o que tienen aspectos de la vida real. Blue se preocupa de la compra y de la limpieza; de su vida de pareja y de su relación para con el mundo. Quinn escribe en su libro las horas que duerma, lo que come, lo que orina, lo que evacua. El tercer protagonista se debate entre lo que es moral y lo que no. Todos estos aspectos son más propios de la literatura realista e intimista. Por esta razón me gusta tanto, porque mezcla lo que es plausible con lo que es evidentemente fantástico, no tanto como para considerarlo realidad mágica, pero lo suficiente como para decir que es una novela de detectives con apuntes de realidad y de ficción.
Hace poco leí Our Man in Havana de Graham Greene, y a Ian Flemming, quien escribió las historias originales de James Bond [faltan enlaces: próximamente]. Ambos son historias de espías y, tras haber leído este libro de Auster (City of Glass lo había leído hace varios años pero lo he vuelto a leer ahora), me da mucho qué pensar sobre la calidad que pueden tener las historias de detectives sin dejar de ser interesantes. El problema es que (aunque está feo generalizar, voy a hacerlo), los que leen novelas de detectives, no suelen buscar en ellas calidad literaria sino entretenimiento. Auster nos demuestra que se pueden tener las dos cosas.
A parte de este libro, también he leído The Brooklyn Foollies y me pareció increíble. He de decir que los estilos son muy diferentes y, mientras que aquél se lee con facilidad y velocidad, La trilogía resulta a veces pesada. Por eso, quizás, volver al origen y leer las historias por separado es lo ideal.
Estas historias o no gustan, o apasionan. Mi caso es el segundo.

Nota: 8/10
Destaco: los toques de realidad que nos muestra Auster en sus personajes, que no dejan de hacer cosas porque el capítulo se acabe y pasemos al siguiente.
Algo negativo: el lenguaje a veces es algo complicado (la he leído en inglés, pero también en español, por lo que sé), y las referencias son incontables.
Otros formatos: David Mazzucchelli y Paul Karasik han hecho una adaptación en novela gráfica de City of Glass. No la he leído porque no soy muy fan del cómic, pero tengo la intención.
Recomiendo: leer las historias por separado pero no dejarlas de lado. La primera puede resultar muy intensa pero los estilos son muy diferentes en las otras dos. ( )
  fememi | May 17, 2013 |
La ciudad de cristal:

En Nueva York, Quinn, un escritor viudo, ya que su mujer y su hijo habían muerto, vivía en un pequeño apartamento alquilado y escribía una novela cada seis meses, y de lo que sacaba, vivía modestamente todo el año. Le gustaba caminar y dar largos paseos.

Una noche lo llamó una persona muy asustada, preguntando por el detective privado Paul Auster y pidiendo ayuda. Quinn dijo que se equivocaban y colgó. Esta persona siguió llamando todas las noches hasta que se hizo pasar por Paul Auster, y fue a donde le citaron.

Era un piso grande, lo recibió la señora Stillman, la cual le pidió que esperase porque iba a llamar a su marido, Peter Stillman. Este le contó que da pequeño su padre lo encerró en una habitación totalmente a oscuras, sin que escuchase a nadie hablar, y al cabo de varios años lo sacaron, y por eso este tenía una actitud de niño y hablaba mal . la señora Stillman le pidió a Quinn que vigilase al padre de Peter por que pronto venia y ellos pensaban que volvería a por él.

Quinn vigilaba a Stillman que vestía harapos y era viejo. Lo seguía a todas partes y compro un cuaderno rojo en el que anotaba lo que Stillman hacia. El viejo Stillman también tenía un cuaderno rojo donde escribía un rato cada vez que cogía un objeto del suelo y lo metía en su bolsa después de observarlo .

Quinn hablo con él tres veces haciéndose pasar por un hombre distinto cada vez y Stillman no recordaba nada. Cada vez parecía como si no lo hubiese visto nunca. Quinn le dijo que era su hijo y estuvieron charlando un rato, luego Stillman desapareció. Quinn llamaba cada dos horas a la señora Stillman pero siempre comunicaba.

Entonces Quinn para vigilar la casa cada veinticuatro horas, porque no sabía dónde estaba Stillman se fue a vivir en el callejón que había enfrente de la casa de los Stillman , como un vagabundo.

Estuvo allí varios meses y se adapto a la vida en la calle, sin apenas dormir, hasta que fue a la casa del verdadero Paul Auster, para recoger el dinero del cheque que le había dejado para que lo cobrase, y este le dijo que stillman se había suicidado.

Quinn subió al piso de los stillman y la puerta estaba abierta, entro y no había nadie, ni nada. Se metió en una habitación y se tumbo desnudo y allí estuvo varios días sin salir. Sola mente escribía en su cuaderno y comía, ya que cada vez que despertaba encontraba a su lado una bandeja repleta de comida caliente.

Cuando Paul Auster, escritor, del que Quinn se hizo amigo al entregarle el cheque que la señora stillman le entregó, entró en el piso pensando que Quinn estaba allí, solamente había un cuaderno rojo en el suelo completamente escrito, y Quinn había desaparecido.

Fantasmas:

Blanco, un escritor, contrato a Azul, un detective privado, para que vigilase a Negro. Blanco le alquilo un piso a Azul delante del de Negro y cada mes tendría que enviarle un informe por correo en el que contase todo lo que Negro hacia, y Blanco que pagaría por ello enviándole un cheque.

Azul observo a Negro durante unos meses y Negro solamente leía, escribía, comía y salía a dar breves paseos y a comprar.

Azul fue a la oficina de correos para ver a la persona que recogía sus informes. Entro un tipo con una máscara y recogió el informe. Azul lo intento atrapar, pero huyó. En el próximo cheque que recibió, había una nota en la que ponía “nada de tonterías”.

Azul decidió llamar Quinn, otro detective, para que hiciese el trabajo por él, pero no lo localizó. Entonces se disfrazó de vagabundo y estuvo ablando con Negro varias horas.

Al día siguiente se disfrazó de vendedor de cepillos. Subió al piso de Negro donde estuvieron hablando sobre cepillos, mientras que Azul observaba la habitación.

Pasados uno días siguió a Negro por la calle y vio que entraba en un restaurante caro. Azul entro también y se sentó con él, diciéndole que era Henry Dark. Azul le preguntó a que se dedicaba, y Negro le dijo que era detective privado, y que estaba vigilando a alguien desde hacía mucho tiempo y que conocía tanto a esa persona, que ya no le hacía falta vigilarla, porque en todo momento sabía lo que hacía.

Al día siguiente Azul entro en el piso de Negro forzando la puerta, aprovechando que este no estaba, y le robó una pila de papeles que había encima de su mesa de trabajo. Cuando llegó a su piso, los observó, y eran todos los informes que él había enviado. Se llenó de rabia y tiro por el piso todos los papeles.

Fue al piso de Negro y este lo estaba esperando, cuando entró lo amenazó con una pistola, pero Azul se la quitó y le dio una tremenda paliza. Se marchó sin comprobar si lo había matado. Ordenó su piso y desapareció.

La habitación cerrada:

El sujeto (el cual no revela su nombre) era escritor y vivía solo. Un día lo llamo Sophie diciéndole que su marido Fanshawe había desapareció, y le pidió que la ayudase a encontrarlo, ya que fue su mejor amigo,

Quedaron varias veces y decidieron publicar sus novelas y libros ya que llevaba casi un año desaparecido.

Un día recibió una carta de Fanshawe diciéndole que se casase con Sophie, que viviesen del dinero que les producían sus libros y que si lo buscaba y le encontraba le mataría. Entonces se casaron.

Se decía que Fanshawe no existía, que era una excusa para vender más libros, entonces decidió hacer una biografía suya.

Recogió de la antigua casa de Fanshawe muchos documentos, cartas y todo tipo de escritos. Entonces se da cuenta de que lo que Fanshawe quiere es que le encuentre.

Busca en sus libros y cartas algo que le diga dónde está o como encontrarle. Pregunta a todo el mundo con el que Fanshawe se ha relacionado, viaja a Francia donde en un bar tiene un incidente con un tal Peter Stillman, con el que se convence de que es Fanshawe, aunque sepa que no lo es. Peter le da una tremenda paliza y huye.

No lo encontraba, hasta que recibió otra carta de Fanshawe en la que le citaba en Boston. Llegó a la dierccion y era una casa muy grande, entro gritando “Fanshawe”, y alguien dijo “aquí”, y se acercó a una puerta de doble hoja que estaba cerrada, y detrás se encontraba Fanshawe. Este le contó que Quinn lo había perseguido pero que se deshizo de él.

Dijo que quería hablar con él porque quería pedirle perdón, darle algo y despedirse de él, porque había tomado veneno y solo le quedaban unas horas de vida, pero no le creyó.

Intento abrir la puerta, pero Fanshawe disparó al techo demostrándole que tenía una pistola y que si entraba le mataría. Dijo que llamaría a la policía, pero Fanshawe amenazó con suicidarse si lo hacía. Le dijo que detrás suya había un armario en el que se encontraba un cuaderno rojo donde Fanshawe le había explicado todo.

Entonces se desmayó, y cuando despertó estaba en la puerta de la casa con el cuaderno rojo en la mano. Comprendió que todo había acabado, le levantó y se marchó.
  pepviv | Jan 28, 2013 |
Mostrando 1-5 de 12 (siguiente | mostrar todos)
Una llamada telefónica equivocada introduce a un escritor de novelas policiacas en una extraña historia de complejas relaciones paternofiliales y locura; un detective sigue a un hombre por un claustrofóbico universo urbano; la misteriosa desaparición de un amigo de la infancia confronta a un hombre con sus recuerdos. Tres novelas que proponen una relectura posmoderna del género policiaco y que supusieron la revelación de uno de los más interesantes novelistas de nuestro tiempo.
añadido por Pakoniet | editarLecturalia
 

» Añade otros autores (15 posible)

Nombre del autorRolTipo de autor¿Trabajo?Estado
Auster, Paulautor principaltodas las edicionesconfirmado
Barrett, JoeNarradorautor secundarioalgunas edicionesconfirmado
Bocchiola, MassimoTraductorautor secundarioalgunas edicionesconfirmado
Figueiredo, RubensTraductorautor secundarioalgunas edicionesconfirmado
Frank, Joachim A.Traductorautor secundarioalgunas edicionesconfirmado
Furlan, PierreTraductorautor secundarioalgunas edicionesconfirmado
Jääskeläinen, JukkaTraductorautor secundarioalgunas edicionesconfirmado
Sante, LucIntroducciónautor secundarioalgunas edicionesconfirmado
Sellent Arús, JoanTraductorautor secundarioalgunas edicionesconfirmado
Sirola, JukkaTraductorautor secundarioalgunas edicionesconfirmado
Spiegelman, ArtDiseñador de cubiertaautor secundarioalgunas edicionesconfirmado
Debes iniciar sesión para editar los datos de Conocimiento Común.
Para más ayuda, consulta la página de ayuda de Conocimiento Común.
Título canónico
Título original
Títulos alternativos
Fecha de publicación original
Personas/Personajes
Lugares importantes
Eventos importantes
Películas relacionadas
Premios y honores
Información del conocimiento común inglés. Edita para encontrar en tu idioma.
Epígrafe
Dedicatoria
Primeras palabras
Información del conocimiento común inglés. Edita para encontrar en tu idioma.
It was a wrong number that started it, the telephone ringing three times in the dead of night, and the voice on the other end asking for someone he was not.
Citas
"For our words no longer correspond to the world. When things were whole, we felt confident that our words could express them. But little by little these things have broken apart, shattered, collapsed into chaos. And yet our words have remained the same. They have not adapted themselves to the new reality. Hence, every time we try to speak of what we see, we speak falsely, distorting the very thing we are trying to represent."
...las oportunidades perdidas forman parte de la vida igual que las oportunidades aprovechadas, y una historia no puede detenerse en lo que podría haber sido.
Últimas palabras
Información del conocimiento común holandés. Edita para encontrar en tu idioma.
(Click para mostrar. Atención: puede contener spoilers.)
Aviso de desambigüedad
Editores
Blurbistas
Idioma original
DDC/MDS Canónico
Canonical LCC

Referencias a esta obra en fuentes externas.

Wikipedia en inglés

Ninguno

The New York Trilogy is perhaps the most astonishing work by one of America's most consistently astonishing writers. The Trilogy is three cleverly interconnected novels that exploit the elements of standard detective fiction and achieve a new genre that is all the more gripping for its starkness. It is a riveting work of detective fiction worthy of Raymond Chandler, and at the same time a profound and unsettling existentialist enquiry in the tradition of Kafka or Borges. In each story the search for clues leads to remarkable coincidences in the universe as the simple act of trailing a man ultimately becomes a startling investigation of what it means to be human. The New York Trilogy is the modern novel at its finest: a truly bold and arresting work of fiction with something to transfix and astound every reader. 'Marks a new departure for the American novel.' Observer 'A shatteringly clever piece of work . . . Utterly gripping, written with an acid sharpness that leaves an indelible dent in the back of the mind.' Sunday Telegraph 'The New York Trilogy established him as the only author one could compare to Samuel Beckett.' Guardian

No se han encontrado descripciones de biblioteca.

Descripción del libro
Resumen Haiku

Cubiertas populares

Enlaces rápidos

Valoración

Promedio: (3.87)
0.5 5
1 39
1.5 9
2 112
2.5 36
3 430
3.5 141
4 781
4.5 96
5 604

¿Este eres tú?

Conviértete en un Autor de LibraryThing.

 

Acerca de | Contactar | LibraryThing.com | Privacidad/Condiciones | Ayuda/Preguntas frecuentes | Blog | Tienda | APIs | TinyCat | Bibliotecas de Figuras Notables | Primeros Reseñadores | Conocimiento Común | 166,079,900 libros! | Barra superior: Siempre visible